Cómo iniciarse en el mundo de las caravanas

El término caravana puede referirse a un tipo particular de vehículo cuya característica principal es que tiene en su interior muebles y todo el equipamiento necesario para viajar y habitar en él. También conocidos como tráileres, no pueden moverse por sí solos. Debido a esto, tienen que ser remolcados por otro coche.

También existen las autocaravanas mejor conocidas como motor home, una especie de casa rodante con motor. Aparte, puede referirse a un conjunto de personas que se juntan para realizar un viaje. Este tipo de viajes en grupo pueden realizarse con fines comerciales, religiosos o, los más comunes, vacaciones y camping.

Iniciarse en este mundo implica obtener una serie de conocimientos y consejos prácticos para no fracasar en el intento. Asimismo, requiere tener claro que se trata de una experiencia diferente que ofrece libertad y contacto con la naturaleza, lo que es imposible de gozar cuando las personas se alojan en algún tipo de hospedaje.

Se trata de una opción que cobra protagonismo sobre quienes prefieren pasar unas vacaciones familiares diferentes y especiales. Los siguientes consejos son fundamentales para dejarse seducir por el interesante mundo de los viajes en caravana y el camping.

Carnet de conducir

En este sentido, es indispensable tener en cuenta que para llevar una caravana o conducir una autocaravana puede ser necesario un permiso diferente al habitual.

Por lo tanto, si el conjunto coche + caravana no pesan más de 3.500 kilos, o la autocaravana 750 kilos, el carnet convencional es suficiente. Si por el contrario, superan estos pesos será necesario un carnet especial.

Otros documentos que es necesario llevar

Para viajar en cualesquiera de estos vehículos es indispensable contar con un seguro obligatorio para caravanas o autocaravanas. Este seguro puede ser ampliado al agregarle coberturas adicionales de acuerdo a las necesidades particulares. Estas coberturas extras pueden incluir: asistencia en viaje, daños propios y más.

En el caso de alquiler, es importante comprobar que incluye la tarifa por este concepto. Más aún, porque algunas empresas de alquiler ofrecen adicionales que pueden aportar mayor tranquilidad durante el viaje, por un poco más de dinero.

Finalmente, es indispensable llevar la ficha técnica de la caravana. En este documento debe figurar la homologación, si el peso es inferior a los 750 kilos. Si el peso supera este número, es necesario matricularla, llevar la ficha técnica, así como el permiso de circulación.

Límites de velocidad

Según el Reglamento de Circulación, las caravanas y autocaravanas tienen establecidas velocidades mínimas de circulación.

En este sentido, en autopistas y autovías cuando se trate de remolques de hasta 750 kilos la velocidad máxima es de 90 kilómetros por hora. Para el resto de estos vehículos o remolques la velocidad máxima para circular es de 80 kilómetros por hora.

Ambos límites de velocidad también aplican para las carreteras convencionales. Esto corresponde siempre y cuando tengan un arcén pavimentado de 1,50 metros o más de ancho. También, cuando tengan más de un carril de circulación en uno o ambos sentidos. Para el resto de las vías la velocidad máxima es de 70 kilómetros por hora.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *